viernes, 12 de septiembre de 2008

ENTREVISTA A "BAM BAM" GIMENEZ

LOS INTOCABLES - WEB NO OFICIAL


Entrevista al joven Bam Bam Giménez

(por Gaby Rubino. Foto:Luján Longati)

Miércoles por la tarde voy llegando al barrio de Luis Saenz Peña, un barrio tranquilo del gran Buenos Aires pegado a la Gral. Paz. De aquí han salido muchos personajes del ska argento: Hernán Alonso (cantante de Los Chiflados), Bebe Ferreyra (sesionista, trombón de Intocables), Monseñor Pollo (saxo de Intocables), hasta Clody (voz femenina de Intocables) ha vivido en el barrio durante años, y uno de los original rude boys: Bam Bam Giménez (percusión de Intocables). Aunque en la actualidad no tiene un vínculo muy fuerte con la música, su seudónimo ha mutado a Kovalsky a secas, como dice él.

Toco el timbre, y el primer impacto que recibo es que para Bam Bam el tiempo se detuvo, el mismo corte de pelo de antaño, unos lentes diseñados por él mismo parecidos a los de Ray Miland en ¨El hombre con visión de rayos X¨ y una chomba de la década del 60. Me invita a pasar y nos situamos en la cocina a tomar unos mates con miel y unas galletitas caseras.

La primera impresión que te da Bam Bam es la de un tipo amable, sonriente pero distante, pero a medida que la charla avanza se maneja con comodidad.

Bam Bam también es un poco reacio a la entrevista, y me pide que cuando haga la desgrabación, cuide de retocar bien la sintaxis. Lo tranquilizo explicándole que mi mujer se dedica a eso. Pero después el clima es excelente y por momentos desopilante. Descubro que Intocables tiene un anecdotario muy rico, tal vez uno de los más ricos del rock nacional. Como fanático del ska de Intocables, yo y mucha gente siempre soñamos con volver a ver a los originales juntos de nuevo, ¿se cumplirá mi sueño y el de muchos alguna vez?

Bueno Bam Bam, por fin te ubico, ¿cómo estás? Parece que seguís igual nomás.

Bueno, igual no, más bien un poco más viejecillo. Te recuerdo que soy Kovalsky, a secas, ja, ja… ¿Ves?, eso también cambió, ahora soy Kovalsky, pero quedate tranquilo, nunca podría dejar de ser Bam Bam.

Traje anotadas muchas preguntas para hacerte, algunas te las adelanté por teléfono, pero hice una síntesis de preguntas mías y otras de Hernán Mendoza.

Bueno Gaby, está muy bien, pero le cuento que hago una excepción porque Ud. es un amigo. Lo mejor para la humanidad es que yo no diga ni una palabra en los medios de comunicación, y mucho menos en los escritos. ¿Qué importancia tiene lo que yo pueda decir? Fabián Polosecki, el periodista de un tremendo programa llamado ¨El otro lado¨ decía que si uno no era capaz de tener una performance superior al silencio que nos impone el universo, era mejor no decir nada, y mi performance conceptual deja mucho que desear…

¿Hablás de Polo?

Sí, el malogrado Polo que se tiró bajo las ruedas del tren entre Saenz Peña y Santos Lugares. Aparte te digo que en el mundo de la música yo soy una minúscula pulga negra sobre un bestial paredón negro, el tema es que como vos Gaby, sos un loco de mierda, un fanático, me querés untar con pintura fosforescente para que resalte, pero la posta es que soy una pulga negra y pequeñísima. Igual te entiendo, yo soy igual, un enfermito incurable, ¿sabés lo que me cantaban en Intocables? (Bam bam canta como en la tribuna) ¨Tres cosas tiene Giménez, trompeta, ensayo y trombón¨, ja, ja, porque yo los enloquecía con la idea de ser la primera banda de ska con trombón, es que el trombón es el caño ska por antonomasia, sin vueltas. Y de hecho creo que fuimos la primera banda ska con trombón, en Argentina, obvio.

Esto me hace acordar a una anécdota que vincula mi pertinacia y el trombón. En la primera etapa de Intocables, antes de grabar el primer disco, empecé a romper las bolas con poner un trombón, el tema es que en esa época era más fácil conseguir a un dinosaurio que a un trombón. Entonces comienzo a mover hilos para intentar conseguir a uno de esos mutantes y doy con un pendejo que tocaba muy bien, pero tenía una limitación física: era ciego. Se llama Eduardo Manenti. La cuestión es que había que ir a buscarlo a la casa, transportarlo en colectivo con el estuche y llevarlo de regreso sano y salvo. Para ello tuve un socio que fue Monseñor Pollo. Era obvio que los padres de Manenti no tenían plena confianza en dos ejemplares como el Pollo y yo. Recuerdo que llegábamos exhaustos a la sala y todo por un trombón: el amor al ska! Ja, ja.

Pero a pesar de que no te guste demasiado hablar, los Intocables sí hablaban y fueron un referente en cuanto a compromiso social si lo comparamos con Cadillacs y Pericos.

Está bien, fue una característica que le dio un espesor más interesante a la banda pero ojo que a veces se remarca demasiado lo testimonial… es como que la denuncia da prestigio y tapa otras deficiencias que considero más preocupantes, se tapa el compromiso que debería haber con el proceso de construcción de una obra. La mirada atenta paso a paso, el tamiz para que dicha obra sea singular y no una copia, entre otras cosas. Que se yo, entiendo que lo testimonial en la música pueda abrir cabezas y concientizar y todo eso, pero las ideas grosas y los conceptos los busco en otro lado, todavía no encontré ninguna letra de ninguna banda que me explicara mejor que Foucault acerca de cómo funcionó el poder a lo largo de la historia o cómo surge la subjetividad en el hombre. Prefiero arte sin denuncia que denuncia sin arte… igual es engañoso esto que digo porque creo que si algo sobresale por su originalidad ya tengo un movimiento, una dialéctica, entendés?, una denuncia implícita respecto a lo que no sobresale por su originalidad. Pero mejor dejemos a los pensadores o a los artistas que opinen de estas cosas… ¿ves porqué no tengo que hablar?... me meto en kilombos que me superan, ja, ja.

¿Y la música no es arte? ¿Por qué no te incluís dentro de los artistas?

Bueno, no, siento que es una palabra que me queda grande. En los artistas veo una multiplicidad que yo no tengo y otras cosas que creo tener. Ser percusionista no significa necesariamente ser artista, a lo mejor siento algunas necesidades que sí tienen los artistas, pero eso no me hace artista.

¿Qué necesidades?

Bueno qué se yo, la de fabricarme un mundo paralelo porque la realidad no me conforma. La de diseñarme unos lentes porque tengo la neurosis de creer que ninguno de los que hay en plaza son para mí. Nada, mis pelotudeces.

Están muy buenos los lentes…bien retro

¿Te gustan? Me los hizo un maestro que tiene una óptica en el centro por la calle Talcahuano. Claro, antes los ópticos hacían los anteojos artesanalmente, y todos los modelos que él tiene son artesanales y rarísimos. Así que nada, le llevé los moldes en cartón y el tipo me los hizo y le pusimos modelo Kovalsky. Lo gracioso es que paso el otro día por la óptica y me dice cándidamente que ya vendió dos pares más… hice plop! como Condorito… me quería matar… ¡ porque pierdo la exclusividad mono! Ja, ja. Bueno, pero arreglamos que él va a grabar dentro de la patilla el nombre del modelo, es decir Kovalsky. Aparte no imagino qué mutante aparte de mí se los puede poner, ja, ja. Cuando mi vieja me vio con estos anteojos me dijo lo mismo que me decía cuando empecé a empilcharme con trajes viejos y zapatos bicolor: Pablo, sosss un cocoliche! Ja, Ja!.

¿Tenés muchas anécdotas de Intocables?

¿Muchas? ¡Miles papá! Intocables dedicaba más tiempo a las bromitas, a las joditas crueles que a la música en sí. Muchas veces hablábamos con algunos ex Intocables que si en ese tiempo hubiese habido camaritas digitales, los Monty Pithon hubiesen quedado como criaturitas inofensivas. Intocables era una banda para insomnes, si salías de gira con micros no te podías dormir porque te ajusticiaban.

¿Quiénes eran los más jodones?

Exceptuando Ricki, el violero, que en general no se copaba con las bromillas, todos los demás, incluyendo plomos, choferes, sonidistas, etc., etc., éramos de lo peor. Aparte, los ejemplares más extraños venían a parar a Intocables, y si alguno osaba algún dejo de normalidad, pues se lo trabajaba hasta que lograra sacar de las profundidades sus deformidades dormidas. Te diría que cualquier persona ajena al círculo que nos veía en acción mutante nos consideraba imbéciles de una. Yo entiendo que todas las bandas creen ser las más jodonas del mundo, eso no me excluye a mí, pero Intocables fue sorprendente en eso, te juro.

A ver contá alguna broma que hayan hecho

Ehh… uhhh, sí! Estábamos en La Pampa creo y estábamos en la habitación de un hotel Ricki, Pollo, Nitti, y creo que también Ariel y yo. La cuestión es que Nitti tenía la capacidad de hacer desaparecer sus genitales bajo el vello púbico, que era muy tupido. Entonces, aprovechando que el gordo Juan era muy impresionable, se nos ocurre llamarlo y decirle que Nitty había tenido un accidente y que había perdido sus genitales. Nos ponemos todos en situación. La habitación estaba en un primer piso y comunicaba a un pasillo tipo balcón que daba a un parque con una pileta. En el parque estaba el gordo tomando sol. Entonces salgo al pasillo y le tiro un grito desgarrador: _¡Gordo, gordo, subí ya, rápido boludooo! El gordo se para y sube las escaleras al palo. A todo esto Nitti estaba tendido en una cama agarrado a los barrotes y sobre las bolas se puso una toallita que lo tapaba. El gordo entra en la habitación jadeando como un perro y lo ve a Nitti en bolas llorando y gritando, mientras yo le gritaba medio lloriqueando: ¡Boludoo, Nitti se cortó la pija! (Es importante decir que todos actuábamos bastante bien, pero el hijo de puta de Ricki era de cartón actuando, más duro que un turrón). Entonces le saca la toallita y ve que no había genitales, entonces el gordo dice: ¡Pará boludo! Y toma el teléfono mecánicamente para llamar vaya a saber a quien, y ahí rompemos en unas risotadas descontroladas. Y el gordo gira sobre sus talones y se va a la mierda hecho una furia, estuvo horas sin dirigirnos la palabra.


Ja, ja impresionante…

Sí, pero es que hay miles de ese tipo, era en lo que más se pensaba. Mirá lo infantiles que éramos que con el Pollo, en las giras, empezamos a implementar la del arroz y la bic.

¿Cómo era eso?

Nada, comprábamos arroz Gallo que eran las municiones y usábamos de cerbatana a la birome bic. Entonces en el micro, por la noche cuando todo estaba calmado y silencioso, podías escuchar una especie de ptzú seco y amortiguado. Eramos nosotros con el arrocito, pero lo interesante es que era una jodita de relojería, mucha paciencia, y una vez que tenías a la víctima dormida le ibas tirando arroz por arroz, uno a uno. Te aclaro que el arroz salía disparado con una fuerza terrible y así impactaba en las cabezas de los que dormían, y era muy molesto. Tal es así que una vuelta lo sacamos de quicio a Ricki que se levantó para cagar a trompadas al francotirador, pero lo bueno de la bic es que era un arma silenciosa y te daba cierta impunidad… con el tiempo los oídos de nuestras víctimas se aguzaron a full, y ya identificaban rápidamente al francotirador. Pero eso sólo hizo que carburármos en el desarrollo de nuevas armas, incluso el pollo construyó unos dispositivos para tirar arroz bastante sofisticados, hasta creo que los patentó, ja, ja.


¿Alguna otra anécdota que te parezca jugosa?

Ehh… bueno, pero la última porque si no la monada ska se va a aburrir… aparte las anécdotas Intocables las contamos tantas veces…

Dale…

Una vuelta estábamos en un hotel (no puedo recordar cuál) compartiendo una habitación el Pollo, el Tirolés y yo. La habitación tenía un ventanal que daba a un patio interno que comunicaba con otras habitaciones y junto al ventanal estaba la cama del tirolés. Entonces Alejandro Velásquez (Napia), nuestro manager, nos dice al Pollo y a mí que dejemos destrabado el pestillo del ventanal. La cuestión es que a mitad de la noche Napia improvisa una bombita de agua con una bolsa de polietileno (creo), abre la ventana desde afuera y se la tira al Tirolés que dormía como un tronco. La bolsa se rompe y el líquido se derrama en la cama. El Tirolés se despierta sobresaltado y cuando comprende lo que le habían hecho se puso hecho un demonio. A todo esto el Pollo y yo nos hacíamos los dormidos pero volábamos de placer y exaltación. Bueno, la cuestión es que el Tirolés permaneció toda la noche hecho una furia sentado al borde de su cama, incluso nosotros veíamos recortada su silueta que temblaba de odio. Es que no se podía acostar porque era invierno y el colchón estaba totalmente mojado. Al otro día el Tirolés se levanta decidido a vengarse, claro había tenido toda la noche para pensar, ja, ja. Entonces, una vez que averigua quién le hizo la joda decide meterse clandestinamente en su habitación y defecar en su bolso. Ingresa en la habitación, toma el presunto bolso de Napia con todas sus prendas, se sienta y defeca nomás en el bolso de Napia supuestamente, revuelve todo con mucho cuidado para que todo esté bien untadito y lo cierra. Al rato, mientras comíamos en una mesa del hotel, aparece Rivero (un personaje de nuestra agencia, la Corporación). El tal Rivero tenía que viajar al exterior por asuntos de negocios y nada tenía que ver con la joda, entonces nos dice: ¡Negro, me cagaron el bolso! Esa frase quedó para los ¨ANALES¨ de la historia Intocable, ja, ja


Ja, ja, es un asco, ja, ja…

Sí, ja, ja.

¿Cómo llega el ska a tu vida?

Ufff… bueno hijo (aquí bam bam pone voz de película), pon un leño en la chimenea y siéntate a esuchar… ja, ja. Bueno, el ska llega a mi vida por obra y gracia de un amigo del secundario llamado Pablito Ferrari, un pibe que siempre captaba la génesis de las subculturas. Bueno, cursábamos juntos el turno tarde en el Nacional 19 de Devoto (el Nacho para los entendidos). Una vuelta, en su casa, me hace escuchar A message to you rudy de Specials y quedo de una pieza, lo primero que me digo es: ¿qué carajo es esto?, es como si de un paso me encontrara en Saturno, esa música era verdaderamente de otro planeta. Recordemos que estamos hablando de principios de 1985, el acceso a la data era megarestringido. Bueno, lo que Pablito pone en la bandeja es el primer disco de Specials, y mientras lo escuchábamos me acuerdo que quedo flipado con la tapa del disco, todo en blanco y negro, un manojo de tipos duros empilchados con toda la onda y tomados desde arriba por una cámara… ufff… nooo boludo, un shock cultural. Este es posta mi primer recuerdo. De ahí mi amigo pela una voracidad demencial por conseguir discos de bandas de ska. Recuerdo que todo lo conseguíamos a precio de ganga en Towers Record, y claro, en ese tiempo casi nadie conocía el ska, de modo que a los pocos meses ya teníamos un arsenal básico de todo el ska británico, incluido el disco Dance Craze.

¿Pero en Argentina había en ese momento alguna banda de ska?

Sí, los Cadillacs 57, aún no eran “Fabulosos”. Esperá porque hay un hilo que conecta el ska británico y Cadillacs: nuevamente Pablito Ferrari. Porque el tema es que con Pablito empezamos a empilcharnos a full y a compartir esta locura del ska en una soledad total, porque no conocíamos a nadie que se asemejase a un rude boy, lo más cercano era una banda de punks de Devoto con los que salíamos. Ibamos a FIRE, una discoteca que estaba enfrente de River, la única que pasaba algunos temas de ska. Es decir, buscábamos desesperadamente un lugar que nos contuviera y ese lugar fueron los recitales de Cadillacs. Bueno la cuestión es que una amiga de la hermana de Pablito (Vivi) salía o curtía con un pibe que manejaba a los Cadillacs en ese momento, y el pibe era un personaje divino, Daniel Picas. Picas le pasa un cassette TDK a Pablito en el que estaba la grabación de un recital en vivo y el primer demo de Cadillacs hecho en una sala de ensayo. Recuerdo que en el demo estaba Noches de Agogó, Galápagos y Silencio Hospital.

¿Cómo eran los recitales de los Cadillacs?

Bueno, eran en lugares reducidos y para poca gente. Entre 30 y 80 personas calculo (soy horrible para hacer este tipo de cálculos).

¿ Y eran todos rude boys?

Nooo, ni a palos! En los primeros meses de ver a Cadillacs no recuerdo haber visto a ningún rudie, los únicos eran Daniel Picas, Pablito Ferrari y yo (a lo mejor Naco ya era un mega rude boy, o había algunos más, no sé, pero la verdad es que a Naco recién lo vi muchos meses después en los recitales). Te aclaro que no me estoy jactando de nada y que tampoco tengo esos devaneos pelotudos del tipo “soy el primer rudie de Argentina”, simplemente te cuento lo que recuerdo. En realidad el único que podría jactarse de algo así es Jerry Dammers, ese sí que es Gardel.

¿Alguna anécdota curiosa de los recitales de Cadillacs?

Mmm… no sé… Ahh sí! Cuando voy a mi primer recital de Cadillacs (no recuerdo cómo se llamaba el lugar), pero cuando lo veo al percusionista digo ¡pero a ese pibe lo conozco, de dónde lo conozco? Cuando me dicen el nombre (Luciano) me quedo de una pieza porque éramos los dos de Saavedra e incluso fuimos compañeros de primaria en un colegio de curas que estaba en la calle Republiquetas (hoy Crisólogo Larralde). A partir de ahí se me facilitó el acceso a Cadillacs. Mirá Gaby, cuando yo era pendejo, era igual de rompebolas con Luciano como vos sos conmigo, ja, ja. Pobre Luciano, lo llamaba a su casa de Don Torcuato para manguearle que me ponga en la lista de invitados y él muchas veces me ponía. Un tipo muy querible, un buen tipo.

¿Pero eran amigos con Luciano?

No, éramos conocidos del barrio y teníamos amigos en común (Marianito ¨Pato¨ y Jorge Bustamante entre otros). Nos saludábamos con la mejor pero parábamos en dos lugares con cierto nivel de antagonismo: él en la plaza 1ro de marzo y yo en la plaza Alberdi, en Saavedra. Tiempo después él se mudó a Don Torcuato y ya no volví a verlo hasta Cadillacs.

¿Cómo es tu ingreso a Intocables?

Yo conocía a un pibe llamado Alejandro al que le decían (creo) Plic. Él me pasa un demo de Alcaloides producido por Daniel Melingo y el teléfono de Juan. Ahh… pará porque Alejandro es la viola de Satélite Kingston. Bueno él fue quien me grabó Potato 5, e indirectamente, por él los Intocables hicieron el Western Special. Incluso en un momento fantaseábamos con Alejandro armar una banda de ska e hicimos un ensayo a mediados de 1986 con Flavio en el bajo (que nos dio una mano), el Pollo en saxo, Daniel (pluc?) en batería (sé que Alejandro y Daniel eran plic y pluc, pero no recuerdo bien quién era plic o pluc) y compañeros de mi colegio, entre ellos Dieguito Rodriguez. Me acuerdo que Plic me hablaba de un compañero de colegio que era negro y soñábamos con la posibilidad de que ese flaco cante. Bueno, la banda creo que se llamaba Kingston ska band, pero duró poco, un solo ensayo, ja, ja. Después Alejandro se enojó mucho conmigo porque me corté y fui a Alcaloides, y vino a un recital especialmente a putearme, a atacarme por el lado de mi ojo cosmológico, luego lo fui a buscar, pero nada, no pasó nada, hoy me acuerdo y me cago de risa, éramos pibes, todo bien, le mando un abrazo. Incluso me encanta Satélite.

¿Pero cómo entraste a Intocables?

Alcaloides en ese momento. Cuando escucho el demo de Alcaloides me sorprendo por lo bien que sonaban. Bueno, me comunico con Juan y nos juntamos en la sala del hermano (Napia) a charlar y a escuchar música. Le cuento que yo quería tocar percusión y él me dice si no quería probar con ellos. Lo gracioso es que yo nunca había tocado percusión. Es decir, hacía unos meses le había comprado unos tambores a Luciano Jr., unos melódicos azules con una banderita de jamaica hecha con contact. Yo con Juan tuve mis diferencias, pero le tengo que reconocer una cosa: cuando entré a tocar con Alcaloides, en los ensayos yo hacía agua por todos lados, claro, porque no sabía un carajo de percusión, y él, Clody, el Pollo y Napia fueron los únicos que me defendían, los demás: Gustavo, Ricki, Yeyati y Silvio me querían echar a la mierda.

Ahh, pará… en el primer ensayo, como yo no tenía palillos finitos de percusionista, saqué los palitos de una pajarera que había en mi casa (aclaro que la pajarera estaba vacía), pero el Pollo me gastaba con que yo era una basura porque los pobres pajaritos tuvieron que quedar suspendidos eternamente y sin punto de apoyo, ja, ja.

¿El Pollo ya estaba en los Alcaloides?

No, al Pollo lo llevé yo, éramos de la Saenz, como él decía… pero él tocaba bastante bien, no era un burro como yo.

¿Cuando empiezan a ser Intocables?

Bueno, a fines de 1986 ya empezábamos a pensar que el nombre Alcaloides no representaba demasiado bien a la banda, y comenzamos a tirar nombres y a mí se me ocurrió Los Intocables, porque era fanático de la serie de TV con Robert Stack, y porque su estética tenía la homogeneidad que uno soñaba. Creo que fue contundente para todos que ese debía ser el nombre, encajaba perfecto con lo que hacíamos.

¿Alguna anécdota cuando Vicentico grabó con ustedes el primer disco?

No recuerdo ninguna en particular, sí recuerdo cómo fue que se dio esa posibilidad. Lo llamé por teléfono a Gaby y le dije si se copaba en grabar un tema, me dijo que sí. Nos juntamos un mediodía en la sala que teníamos en la calle Thames Gaby, Juan, Napia y yo. El gordo puso en un equipo una base de tan lejos estás y cantó a capella sobre esa base. Entre paréntesis, el gordo cantó muy bien y Vicentico medio se quedó sorprendido. A su vez la base más la voz del gordo quedaron grabadas en un grabadorcito muy choto y Gaby se llevó esa grabación. Después grabó en Moebio.

¿Remontandote al pasado más remoto, recordás alguna anécdota de Alcaloides?

Bueno la primera vez que los vi fue en Palladium junto a los Cadillacs, de alguna manera Intocables y Cadillacs compartieron escenario. Pero en ese momento, no se llamaban Intocables y tenían una formación mucho más pequeña. Silvio en batería, Juan en bajo, Ricki en guitarra y Clody en voz, pero hacían un mix entre ska y rockabilly. Si no me equivoco, ese show coincidió con el casamiento de Clody, se casó y tocó con Alcaloides en Palladium.

Hernán pregunta por algunos nombres que aparecen en los discos (bam bam lee el listado y se detiene ante uno especialmente)

Laura Olalde… Marche otra anécdotaaaa… Acá se demuestra los infinitos caminos que se pueden bifurcar hacia la deformidad a partir de algo común e intrascendente, es que estamos en la esfera de la Acción Mutante de Intocables... Laura Olalde era una muchacha común y corriente, buena hija, buena ciudadana, ja, ja, pero tuvo la desgracia de tener un perro, un simple perro… El tema es que Ariel había arreglado pasar a buscar a Ricki por la casa de Laura que en ese momento vivía en Devoto. Ariel toma su coche y va desde Olivos hacia Devoto a buscar a Ricki. Creo que el horario era bastante jugado, tipo una de la mañana. Bueno, llega Ariel a la casa de Laura y toca el timbre, en el frente había un patio delantero y luego una entrada con un vidrio grande con cortinas. Toca timbre nuevamente y nada, nadie atendía. Toca de nuevo y de adentro corren la cortina y Ariel ve claramente que es el mismo Ricki quien corrió las cortinas para mirar. Ariel, hecho un demonio toca una y mil veces el timbre pero nadie sale ni lo atiende. Sube a su auto hecho una briqueta y vuelve a su casa. A otro día estamos comiendo en una mesa Ariel, Ricki, Nitti y yo, y Ariel le tira a Ricki: Loco, me re-cagaste ayer en lo de Laura. Ricki se hace el perro boludo y le dice por qué? Porque te toqué el timbre, corriste la cortina y cuando viste que era yo no volviste a salir hijo de puta, y ahí Ricki le manda: nooo, era el perro de Laura y Ariel le contesta: bueno, entonces ese perro es muy parecido a vos. La cosa podría terminar ahí con un par de risotadas, pero no. Años después nos juntábamos con Clody y el Pollo a grabar deformidades en la mac del Pollo en donde le pusimos voz al perro de Laura Olalde, incluso nombre: Júpiter. Recuerdo que el perro de Laura Olalde se presentaba así: Hola, soy Júpiter, soy el perro de Laura Olalde, un bravío Terranova que efectúa carantoñas y cabriolas… el Pollo tiene esta grabación… de modo que poco importa si Laura Olalde, a quien debemos respetar como buenos cristianos, participó en una letra de Intocables, lo verdaderamente importante es EL PERRO DE LAURA OLALDE.


Júpiter: el primer perro ska, ja, ja

Y sí, Júpiter fue un original rude dog. No te extrañe que algún mutante de Intocables le arme una página web a Júpiter.

¿Se juntaban para armar algo con Clody y el Pollo?

No, sólo para hinchar los cocos y para zafar del síndrome de abstinencia mutante. Es que la terapia de vomitar tu ser más íntimamente deforme es curativa. En el Zen hablan de Iluminación cuando en la meditación llegás al punto máximo, bueno en Intocables ese punto era la borrachera de risa, un estado de idiotización que sólo cesaba cuando se nos contracturaban los músculos de los pómulos, ja, ja. Incluso cuando nos juntábamos con Ariel y Juan en la casa de Ariel nos pasaba lo mismo, recuerdo que el gordo Juan en plena borrachera de risa pelaba una risa muy particular a la que llamábamos ballenato, se reía como reiría un ballenato. En la casa de Ariel organizábamos las ¨Olimpiadas Escatológicas¨, pero esto no es muy contable… Lo tremendo era que por ejemplo, cuando yo salía de la casa del Pollo y Clody con la borrachera de risa encima era terrible… mientras caminaba hacia mi casa me iba riendo solo como un poseso idiota, y la gente creería que iba alcoholizado, pero te juro que no tomábamos una gota de alcohol. Incluso recuerdo que con el Pollo odiábamos el canto sibilante de unos pájaros cuya especie desconozco por completo, y que empezaban a cantar al amanecer. Bueno, cuando nos pegaba la borrachera, volábamos de la risa con sólo escucharlos… patetismo infinito.

¿Algún recuerdo denso?

Denso no, pero hay una que es cómica pero pudo terminar mal. Esto fue con el Pollo: Volvíamos de una gira con una resaca demoledora. Llegamos a la sala con el micro y de ahí con el Pollo caminábamos hasta el tren de Chacarita para volver a Saenz Peña. El Pollo lleva el saxo en una mano y unos bongoes marca Colombo que pesaban como un yunque. Y yo llevaba los cuerpos de los timbales y el pie, que también era un fierro bien pesadito. Es decir, teníamos pintado en la cara un malhumor de mil demonios, sólo queríamos dormir. Incluso recuerdo cómo vestía el Pollo: llevaba unos zapatitos tipo Abbott y Costello, medias Tom media caña, pantalones cortos, remera y un sobretodo gris abierto. Empezamos a caminar por Corrientes y como siempre se nos repite la maldición del Ferrocarril S. Martín, cuando estábamos a 3 cuadras, las luces de aviso de llegada de tren empezaban a titilar junto a las campanadas tin-tin-tin-tin-tin. En esa época el S. Martín no tenía horarios, si perdías uno podías prepararte para esperarlo eternamente. A las puteadas empezamos a correr con los mierdas de Colombo y con el fierro de los timbales. Sacamos el boleto a los pedos y el tren se va yendo, el tren va aumentando la velocidad y el Pollo me saca unos metros de ventaja y veo que intenta treparse al furgón de cola pero no hace pie correctamente y es como que queda pendulando con el saxo en una mano y los malditos Colombo en la otra. Yo, en la desesperación corría junto a él y pronunciaba frases en lenguas angelicales, dale boloo, dale boloo, ja, ja, es que veía que se iba bajo las ruedas del tren boludo, pero en eso un morocho lo toma de los hombros y lo ayuda a subir. Lo gracioso era ver recortada la cara agotada del Pollo a través de la ventanita circular del furgón que se alejaba, y a la vez él me veía parado en el anden solo como un pez, ja, ja, ja.

Hablando de Clody, ¿cómo se llama?

¿Cuál es su nombre según el documento de identidad?


Clody me hizo firmar un contrato de confidencialidad, no puedo develar esa incógnita. Me quedo en bolas Gaby, me ejecuta todos mis bienes, ja, ja.


¿Cuál fue el disco de ska que te pegó más fuerte?

Specials, Special aka in studio y Celebrate the bullet


¿Cine?

La Fuente de la vida (Darren Aronofsky)

Querida Wendy (Lars von Trier)

Melody (Alan Parker)

Torrente, el brazo tonto de la ley (Santiago Segura)

Nunca digas no (Nora Carola Tarragona-María Oshiro)


¿Cómo el tema de los Intocables?

Sí, es el primer clip de Intocables. A quien consiga ese video junto al material en bruto de ese video le doy un millón de dólares. No, es un diamante… el video es un delirio pero es infinitamente mejor que el clip de me hunde y me aplasta, y el material en bruto es la genialidad absoluta. Según creo, lo tiene José Luis Masa. ¡Masa, perro inmundo, devolvenos los videos!

No sabía que había un clip de nunca digas no

Sí, hasta tengo el guión original con máquina Olivetti.

¿Una banda de ska argento que te guste?

Satélite Kingston

Ska Beat City

Pero a las dos las escuché por Internet, no las ví en vivo. Soy fan de cualquier banda en la que esté Andrés Cotter.

¿Un libro?

Aleph y Ficciones (Jorge Luis Borges)

Crónica del Pájaro que da cuerda al mundo (Haruki Murakami)

Hay un libro que escribió el portero de Mau Mau en la década del 60 cuyo título no recuerdo, pero es una gloria del dandysmo porteño de 1960, el tipo se llamaba Fraga… en algún lugar de mi pequeña biblioteca lo tengo…

¿Qué opinás de las drogas?

Mmmm… no, nada, debo ser el más careta de la historia del rock. Cero prejuicio, pero en eso soy muy, pero muy aburrido. Teníamos con Ariel una adicción a la Cindor y a la Cepita, estuvimos años para salir, pero zafamos. Un vuelta, cuando grabábamos el primer disco en Moebio, Ricki me engancha tomando yogur y me dice: ¿vos sos rude boy hijo de perra?

¿Alguna anécdota de la grabación del primer disco?

Ehhh… una fue cuando el gordo Juan estaba poniendo la voz de un tema y estábamos todos del otro lado de la pecera. En el estudio, las luces estaban tenues, pero la pecera estaba súperiluminada, por lo que el gordo nos veía perfectamente. Mateos le dice al gordo que cante para probar la voz, que él (Juan) iba a escuchar todo, pero en la pecera, del otro lado, sólo se iba a escuchar la voz sola, sin música. Cuando empieza a cantar yo empiezo a sobreactuar a full y hacía como que me descostillaba de risa por la voz del gordo y me tiraba contra las paredes forradas de alfombra de la pecera y las golpeaba, a todo esto ni el productor ni la técnica se daban cuenta, pero el gordo sí, entonces el gordo para la grabación y dice: páren loco, déjense de romper las pelotas! Mateos, el productor, no entiende nada y le dice: ¿qué pasa? Nada, le dice Juan, pero decíle al pelotudo del percusionista que salga de la pecera y que no rompa las bolas!

¿Quién era EL personaje de Intocables?

El Bebe Ferreira robando mal, es una fuente inagotable. Te aseguro que entre todos podríamos escribir un anecdotario gigantesco. Yo tengo anécdotas de dentro y fuera de Intocables, porque encima Marcelo Horacio (bebe) tiene amistades que lo igualan en mutantismo: Gustavo Marino y un Dios al que llamábamos el ¨arquitecto¨, este era muy superior al de Matrix… me salgo de la vaina por empezar a hablar de estos dos titanes, pero me voy a reprimir. El Bebe nos mostró los jardines de la felicidad mutante, es nuestro eterno guía espiritual ja, ja. Un vuelta el Pollo y Ariel organizaron la ¨Mutant Party¨ en la casa de Ariel (imaginate lo que fue eso, se reunieron a todos los mutantes y freaks del circulo Intocables y con el Pollo volvimos al arroz, pero ahora ya no usábamos bic sino que lo tirábamos a mansalva, el objetivo era vaciar ojos, ja, ja. Mirá que loco lo corto que se quedó el arroz, que ya pensábamos en porotos de soja, por Diossss…), y una fiesta así nunca hubiese tenido lugar sin un Bebe. Ahhh… no puedo dejar de nombrar a dos mutantes que fueron otros tesoros preciados: el hijo de Jesús y el hermano del hijo de Jesús, pero basta porque los voy a cansar… entre todos los Intocables podríamos armar la ¨Enciclopedia Mutante¨, una especie de Espasa-Calpe bizarra.

Contate una del Bebe, dale…

Uhh… hay miles… ésta es reciente, unos meses atrás paso por la casa del Bebe a buscar una película (porque tiene miles de películas), y luego, para caminar un poco decide acompañarme a casa, yo vivo a unas 6 cuadras de él. Bueno, el Bebe toma su pipa y empezamos a caminar, cuando llegamos a la estación Saenz Peña, al intentar cruzar las vías por abajo, quedamos parados en un anden porque empezaba a arrancar el tren. El tren estaba al palo de gente y la monada le empieza a gritar de todo al Bebe, le tiraban cosas del tipo eh, loco entrega la pipa!, entregá el faso! Entonces el Bebe levanta la vista y los mira con aire distante y me dice: Mmmm… los nativos están inquietos (Bam bam imita la particular voz del bebe). Ahí nomás me empiezo a morir y el Bebe me dice: siiii, eso lo dijo Orson Welles en la película…

Nunca entendió por qué es un titán infernal, una aplanadora inigualable ja, ja. Boludo frename porque me sebo mal y empiezo sacar de la galera miles de anécdotas, ja, ja.

Hablando de ojos, ¿cómo era que le decías a tu ojo derecho?

Bueno, pero aclaremos porque nadie va a entender nada, ja,ja. Yo antes tenía un circulito blanco en mi ojo derecho que me provocaba una miopía infernal. Hace unos años me lo operé y quedó una impronta color perla… sigo teniendo una miopía infernal, ja, ja. Yo lo llamaba el ojo cosmológico, el estigma de Cristo representado en mi ojo, y contaba una anécdota muy ofensiva para los creyentes, pero los cristianos me quemarían vivo, dejémoslo ahí. ¿Ves, cómo no voy a adorar a los mutantes si somos de la misma especie! Ja, ja.

¿Por qué se separaron Los Intocables?

Ehh… no entiende! (aca bam bam se hace el coreano). Nooo, es una concurrencia de cuestiones, pero eso es una charla de vestuario y queda en el grupo. Acá pelo típico cassette de código futbolero, ja, ja.

¿Te gustaría que se volvieran a juntar los Intocables?

Lagartija inmunda, vos darías la vida por eso, ja, ja. A ver, durante muchos años post separación de la banda tuve una especie de aversión a todo lo que fuera Intocables, si bien nos veíamos con todos los chicos, con algunos fluíamos perfecto y con otros menos, pero en un marco de cierta tranquilidad. Pero en los últimos dos años el amor superó al odio y creo que yo pude enterrar las cuentas pendientes, eso es algo importante. Es que a la distancia veo que a pesar de los conflictos, todos nosotros nos potenciábamos muchísimo y éramos mutuo sostén (a lo mejor nadie está de acuerdo con esto), habíamos construido miles de códigos por encima de la música que formaban una red muy fuerte, cuando salimos de ese entorno fue como si hubiésemos roto placenta, al menos yo estuve muchos años fuera de foco, y aún lo estoy.

Vos sabés que hay mucha gente que querría verlos juntos de nuevo…

No, no lo sé. Te digo la posta, todo es tan lejano

Te comento que sí, somos muchos los que querríamos verlos juntos

Mirá que groso…

Pero te gustaría o no?

Es que Intocables fue como la forja de una parte importante de mi personalidad, de mis gustos, eso es innegable, pero el tema es muy complicado de responder. Primero por la lejanía espacial, los baluartes de la banda están desparramados por distintos lugares de la orbe. Segundo, los gustos fueron cambiando y sería muy difícil para mí tocar solamente ska, hace más de diez años que no toco percusión, no lo veo muy posible. Aparte no es fácil resolver el patetismo de las vueltas de bandas. Aparte al volver podríamos desilusionar a los rudies debido a nuestras nuevas inquietudes...

¿?...

Los Intocables se han vuelto a juntar querido mío…

Vamos Bam Bam, jugáte

¿Ves que tengo razón?, sos un tipo insoportable. Bueno, te voy a decir algo que creo. Creo que en el fondo de nuestras almas, todos moriríamos por volver a recrear aquellos tiempos, y si hoy tuviésemos esa oportunidad la aprovecharíamos muy bien, tan bien que no nos podrían bajar con ningún sistema de defensa. Pero quedate tranquilo que en el 2010 vuelven Los Intocables originales, se va a cumplir la profecía.

¿Qué profecía?

Averígualo, averígualo…

(Gracias a Gaby por la enorme nota y a Bam Bam por su colaboracion desinteresada)

24 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente la nota, me divertí mucho y espero que vuelvan. saludos

andres ska beat dijo...

Gracias Bam Bam. Andrés Cotter
www.skabeatcity.com.ar
Gaby, te faltó preguntarle por el nombre y el motivo del nombre, del perro de la familia. Saludos

Anónimo dijo...

Los Intocables fueron lo mejor de lo mejor. Un saludo para bam bam
Kroma

Anónimo dijo...

Como diria el tango POR LA VUELTA! cON jUAN, CLODY, BAM BAM Y COMPANIA! AH, Y CON JUPITER INCLUIDO

Anónimo dijo...

El libro que menciona mr bam bam de Murakami es buenísimo... de lo mejor que leí en años. Lo recomiendo.
Kroma

Anónimo dijo...

Los cadillacs influenciaron a Intocables. El cantante es muy parecido a Vicentico, la chica que cantaba era lo que mostraba una diferencia. Capaz que los vientos y la base de los Intocables sonaba mas ajustada pero los Cadillacs tenian mejores temas.
Juan Ignacio Gunter

Anónimo dijo...

Me reí mucho con la nota de bam bam o kovalski, yo lo tenía de vista a el Pollo de diseño en la uba, y era un personaje. No supe mas nada de el. Fui a un par de recitales de Intocables, me acuerdo de caras mas caras, fue parte de mi pasado y voy a ir averlos al pepsi, ojala que no me deslusionen. ¿cuantos quedan de los integrantes primitivos?
JOrge Lamas

GARROTE dijo...

el comentario de juan i gunter denota una marcada ignorancia sobre el tema ska argento, etc.

Anónimo dijo...

hola a todos, se que hubo un demo previo a el 3er frustrado disco de Intocables, ¿como se puede conseguir?
jorge ska-fa

Anónimo dijo...

Hernan Mendoza, para cuando la entrevista a Juan? Hubiera estado bueno juntar a varios de los originales. En el blog de satelite algunos estan como locos por la posibilidad de un regreso, ¿sabés algo?

lucho, bajo de Scaramouche

Hernan Mendoza dijo...

Por Ahora no se sabe nada de la vuelta,Clody e El Pollo estan en españa, Ariel en NY, asi que la veo dificil, lastima el poco tiempo que le van a dar los guachos del pepsi music, solo entre 25 y 30 minutos!!!

ante cualquier novedad bomba, ya saben, la publicamos lo antes posible!

pd: le mande mails a Juan, todavia no hubo respuesta...esperemos que se comuniquecon nosotros.

Anónimo dijo...

Gracias Hernán por tu buena disposición, y si tenes alguna noticia importante publicala por estos lados. un saludo

jorge ska-fa

Anónimo dijo...

Garrote, a mi me parece que hubo una influencia, no digo que sean iguales... y los temas de los Fabulosos creo que son mejores, es una opinión.

Gunter

Hernan Mendoza dijo...

Miren que LFC e Intocables empezarn al mismo tiempo, lo que pasa que se llamaban antes los alcaloides, asi que nadie copio a nadie

Como averiguamos todo, le respondemos al Sr.Cotter:

"Mis Viejos encontraron en la calle un perro rasposo y atorrante que no tenía cola (aparentemente se la habían cortado), y viejo no tuvo mejor idea que ponerle Nicola."
Bam Bam

;)

Anónimo dijo...

Me encantaron las notas, la de bam bam y la de Ariel. Las anecdotas me hicieron cagar de risa y me sorprendieron porque no imaginé a los Intocables jodiendo de esa manera, parecen pibes de 10 años.

Espero que vayan al pepsi 2008 a apoyar a las bandas de skay reggae argento

Juani

Anónimo dijo...

Pablillo, te felicito por la nota, muy divertida. Júpiter es lo máximo.

Nos vemos, Edu.

Anónimo dijo...

Chicos, ya no pueden escapar, la deformidad de Intocables se disparó nomas. En un blog amigo estan como locos con el concepto de mutante y deforme.
Me preocupa que la mutancia se ponga en primera fila y la música quede atrás... Juani...

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el sitio! Las notas de Ariel Y de bam bam están muy buenas. Y las fotos. Hacía mucho que no veo fotos de la banda... Riqui esta muy cambiado, parece que le pegó el viejaso.
¿Se juntan los originales?
¿que se sabe de eso?

Lauri skagirl

Anónimo dijo...

buenisimo el sitio de los Into. ¿Sigue tocando en algun lado bam bam?

Rolo

Anónimo dijo...

la nota esta divertida. No sabia que los dos percucionistas se conocian de muy chicos. Lamento decirles que los Fabulosos son, fueron y seran los mejores. Perdon, pero pienso asi

JuliFabulosa

Anónimo dijo...

A todos nos encantaría que se reunieran los intocables (intocables, intocables, no los que vinieron a méxico)

Anónimo dijo...

Pablito, tantos años!!
Un abrazo grande, Marcelo Cánepa
(buscame en facebook)

Esteban dijo...

El tema del perro de la familia de Bam bam no es como el lo contó.

La historia fue así y proviene de una fuente totalmente irrefutable.

El hermano menor de Bam Bam, Esteban, tenía un amigo que vivía a la vuelta de la casa de Saenz Peña, tenía una perra que tuvo cachorros y les regalaron uno de ellos, que le faltaba la cola y el padre apenas lo vio, dijo, se va a llamar Nicola

Anónimo dijo...

que linda nota!!!!!!!!!!!!conocer asi al artista de gusto!!
vuelvan a tocar juntos intocables, los esperamos!!!
hernan y familia